Agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil han detenido al piloto de una moto de agua, como presunto autor de un delito contra la salud pública, tras ser interceptado en Punta Carnero (Algeciras) con 186 kilos de hachís.

Según detalla el Instituto Armado en un comunicado, la moto de agua fue detectada por el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) a cuatro millas y media al sureste de Punta Carnero, por lo que fue movilizado el Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

La moto de agua localizada estaba pilotada por una sola persona y  portaba en sus laterales cinco paquetes forrados de esparto de los usados habitualmente para empaquetar hachís.

El piloto, al verse sorprendido, emprendió la huida navegando a gran velocidad, siendo interceptado y detenido por los agentes. Los cinco paquetes arrojaron un peso total de 186 kilos de hachís.

Comentarios

Compartir