Una joven de 33 años falleció ayer en el aseo de un gimnasio ubicado en la Avenida Marconi en Cádiz. La mujer, acababa de llegar al local y no realizó ninguna actividad física. Al entrar, acudió al baño, lugar en el que se desplomó. La encontraron la encargada del establecimiento y un familiar. Tanto ella como varios usuarios de la instalación hicieron todo lo posible por reanimarla y le aplicaron los primeros auxilios.No hubo suerte.

Los compañeros del gimnasio, que se agolpaban en la puerta, aseguraban que se encontraba en un estado muy avanzado del embarazo. Fuentes oficiales confirmaron que el periodo de gestación alcanzaba los cinco meses.

Hasta el lugar, se trasladó una ambulancia y varios efectivos de la Policía Local, que certificaron la defunción y que recibieron el aviso de que una usuaria había sufrido una parada cardiorrespiratoria a las 10:30 horas.

Comentarios

Compartir