·Miembros de la Vigilancia Aduanera han abordado un pesquero cuando pretendía introducir por el Río Guadalquivir un total de 2500 kilos de droga.

·Los tres tripulantes, naturales de Sanlúcar de Barrameda, han sido detenidos y puestos a disposición del Juez.

En la pasada noche del jueves, se produjo una importante operación contra el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar. Una lancha pesquera fue interceptada por los agentes de la Vigilancia Aduanera, después de ser observada y seguida durante varias horas, por mar y aire, sin que sus ocupantes se percataran.

La embarcación, una lancha semirrígida procedente de Marruecos, portaba un cargamento de droga y navegaba sin luces para lograr introducir 2.500 kilos de hachís por la ruta del Guadalquivir para luego poder ser distribuida por la península.

Aproximadamente a unas treinta millas de la costa de Chipiona, los agentes detectan desde el aire a la lancha, siendo las tres de la madrugada del pasado jueves. En ese momento, la embarcación se queda parada unas horas para evitar ser localizada por los sensores aduaneros de movimiento. De repente, arrancan los motores y sus ocupantes realizan una llamada. Es entonces cuando comienza el alijo.

Actuando con rapidez en lanchas coordinadas desde el buque ‘Fulmar’, que dirige las operaciones, agentes armados abordan y reducen a los tripulantes, conminándoles a tumbarse en el suelo del pesquero.

Los agentes inician la operación de abordaje. «¡Quietos y al suelo!», les gritan. Los tripulantes levantan las manos y se quedan paralizados. Cuatro miembros de Vigilancia Aduanera entran armados con decisión y descubren 85 fardos de hachís que suman un peso total de dos toneladas y media. Preguntan por el patrón y controlan la situación al comprobar que no hay nadie más en el barco.

Los tres tripulantes son detenidos y el pesquero llevado a puerto para su registro. Los arrestados son naturales de Sanlúcar y uno de ellos tiene antecedentes. Se les acusa de un delito contra la salud pública.

De esta manera, los detenidos, la droga y todos los efectos intervenidos se ponen a disposición del Juzgado Mixto número 2 de Sanlúcar de Barrameda, en funciones de guardia. La investigación sigue abierta.

Comentarios

Publicidad Barramedia – Circunnavegación
Compartir