El Gobierno Central ha dado su visto bueno al Plan de Ajuste del municipio gaditano.

La delegada municipal de Economía y Hacienda, Inmaculada Muñoz, ha informado hoy que el Ministerio de Hacienda ha aprobado el plan de ajuste que se aprobó el pasado 28 de abril junto con el Presupuesto Municipal, y que va a suponer una flexibilización de las medidas de los anteriores planes para disminuir la deuda municipal y la congelación del IBI y las tasas e impuestos municipales.
Muñoz ha señalado que la resolución del Ministerio de Hacienda se indica que “el plan de ajuste se ha valorado favorablemente…, y sustituye al anterior”.
La concejala ha explicado que este nuevo plan recoge medidas de flexibilización respecto a los planes anteriores, ya que lo que se propuso al ministerio es que, ya que el Ayuntamiento de Sanlúcar está en mejor situación económica, se van a reducir los superávits de los presupuestos y liquidar la deuda municipal de una manera más sostenible en el tiempo, dando un respiro a los ciudadanos.
Ello se traducirá, según ha asegurado Inmaculada Muñoz, en que el IBI quedará congelado hasta el año 2032, al igual que el resto de impuestos y tasas municipales. También supondrá que se puedaN incrementar cada año los gastos entre un dos y un tres por ciento tanto en compra de bienes y servicios como en inversiones, lo que supondrá una mejora en los servicios a los ciudadanos.
Otra de las medidas es el fin de la tasa de reposición cero, lo que supondrá que se podrán cubrir las vacantes municipales tras una década sin ofertas de empleo público, se calcula un incremento a los funcionarios en un 1% anual, y se da solución a la deuda de la disolución de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir.
Muñoz ha mostrado su satisfacción por la aprobación de la nuevas medidas “porque Hacienda ha entendido que el esfuerzo que han hecho el ayuntamiento y los ciudadanos, haciendo viable el consistorio y reduciendo la deuda de 108 a 57 millones, se merece una flexibilización en los próximos años. Hemos conseguido que Madrid entienda que queremos sanearnos, pero a otro ritmo”.
El plan de ajuste anterior preveía muchos ingresos y unas medidas muy restrictivas con los gastos y eso provocaba que de una manera muy rápida se acabara con la deuda, pero con un coste muy alto para los ciudadanos. Ahora, sin embargo, se retrasa la mejora  municipal del 2021 al 2028, cuando dejará de haber remanente negativo, pero a cambio de todas las mejoras tributarias, en inversiones y en la función pública antes citadas, señaló la delegada de Economía.

Comentarios

Compartir