Admítelo, tú también has tenido un ‘lapsus’ alguna que otra vez. En televisión, la probabilidad de que ello ocurra es aún mayor: todos los presentadores tienen un pinganillo a la oreja en el que una persona no les deja de hablar. Pues bien, la presentadora sanluqueña Toñi Moreno tuvo un lapsus (y bien gordo), al confundir la carrera de Traducción e Interpretación, perteneciente a la rama de letras y humanidades, con los estudios de Interpretación Escénica.

Sí, confundió a una futura traductora con una actriz. Una anécdota para reír aun teniendo en cuenta que se encontraba en TVE, una televisión que pueden sintonizar 48 millones de españoles y otros tantos extranjeros.

Comentarios

Compartir