Los planes de reparto de atún rojo tendrán un impacto «muy beneficioso» en las almadrabas gaditanas

·La actividad de las almadrabas da empleo directo a más de 400 trabajadores en Conil, Barbate, Zahara y Tarifa,  a los que se suma el empleo generado por la industria auxiliar y el turismo asociado.

·España dispondrá de una cuota total de 4.243 toneladas, con un aumento de 709 toneladas respecto al año pasado, un 20% más.

Sevilla, 8 de febrero de 2017. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha afirmado hoy que los criterios de reparto del atún rojo fijados para la campaña de 2017 tendrán un impacto “muy beneficioso” en la economía del sector pesquero gaditano, y concretamente en las almadrabas de Conil, Barbate, Zahara y Tarifa, que dan empleo directo a más de 400 trabajadores del sector, entre los que se incluyen los de la industria trasformadora que efectúa el ronqueo y congelación del atún destinado a la exportación.

Sanz ha explicado que, según las primeras estimaciones, la cantidad que podrán pescar las almadrabas se situará en el torno de las 1.100 toneladas, ya que este año se podrán volver a realizar operaciones de compra con otras flotas, lo que “permitirá mejorar las posibilidades de captura respecto a la cuota inicial  y afrontar el ejercicio con buenas perspectivas”.

Sanz ha destacado que, junto al empleo directo, la almadraba “genera durante todo el año un importante empleo indirecto en la industria auxiliar de reparación y mantenimiento  de las embarcaciones, trasporte venta de productos del atún y  turismo asociado al atún rojo, como restaurantes especializados y rutas gastronómicas” lo que, en su opinión, “pone de manifiesto la importancia de la ampliación de la cuota para las almadrabas españolas”, todas ellas situadas en la provincia de Cádiz.

En relación con la mejora de la industria auxiliar, Sanz ha  recordado que parte del atún rojo que se captura en las almadrabas “se embarca directamente en buques factoría de terceros países que lo ronquean y ultracongelan, con destino final a Japón”. Según ha explicado, en los últimos años se están incrementando las descargas en Barbate en detrimento de esos buques de los compradores asiáticos para que el valor añadido de esa pesca quede en nuestro país.

En el estrecho entre los puertos de Tarifa y Algeciras 20 barcos tienen cuota asignada de atún, unas 20 toneladas en total con unos 100 trabajadores enrolados, aunque evidentemente no pescan atún todo el año por que en algunos casos la cuota es muy pequeña si que supone una ayuda para las economías de esas flotas.

 

Plan de pesca remitido a la Comisión Europea

Según el plan remitido a la Comisión Europea por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), en 2017 España dispondrá de 4.243,57 toneladas de atún rojo, lo que supone un aumento de 709 toneladas, un 20,08 % más que en 2016, y siempre de acuerdo con el programa plurianual acordado en 2014 para los años 2015-2017.

Asimismo, todas las modalidades de pesca dirigida, compuesta por 387 buques y almadrabas, se van a ver beneficiadas del incremento del 20,08% en sus disponibilidades de pesca con respecto a las del año 2016.

El delegado ha recordado que, “tras años de restricciones”, el gobierno de Mariano Rajoy consiguió en 2012 un incremento de la cuota con un plan de recuperación de la especie”, lo que pone de manifiesto “su compromiso con un sector vital para la economía de los municipios costeros gaditanos”. A este respecto ha asegurado que  desde la Secretaría general de Pesca se va a trabajar para “conciliar la sostenibilidad de la pesquería a medio y largo plazo con un reparto de las cuotas lo más beneficioso posible”.

La principal novedad en esta campaña es que, por primera vez, España no se ha visto forzada a excluir del Plan de Capacidad a ninguna embarcación con derecho a estar en el censo de flota autorizada al ejercicio de esta pesquería, dado que con anterioridad el número de buques estaba congelado.

Esta novedad ha sido posible gracias a la modificación realizada, a instancias de España, en la norma de ICCAT en 2014, lo que permite incrementar el número de unidades, siempre que sea acorde con las posibilidades de pesca.

Comentarios

Compartir