Agentes de la Policía Local y de la Delegación Municipal de Medio Ambiente sorprendieron ayer al propietario de un comercio de la localidad arrojando decenas de cajas de cartón de los artículos que vende en su establecimiento junto a los contenedores de basuras. Hay que recordar que esta conducta está expresamente prohibida en las ordenanzas municipales de limpieza, y para evitar que  se produzcan el Ayuntamiento cuenta con una empresa de reciclaje que recoge los cartones de los envases en los propios establecimientos varias veces por semana.

El propietario del comercio sorprendido ayer fue debidamente informado de la infracción y multado con una sanción de 300 euros.

Hay que recordar que la Delegación de Medio Ambiente tramitó y resolvió en los seis primeros meses del año más de 70 expedientes sancionadores a otras tantas personas o empresas por incumplir alguna de las normas recogidas en la Ordenanza Municipal de Residuos y Limpieza Pública, imponiéndoles multas que van entre 90 y 3.000 euros.

La no recogida de excrementos de animales de compañía, el depósito en la vía pública restos de comidas, abandonar cajas de cartón y de pescado son incumplimientos que han sido muy comunes sancionados con hasta 300 euros.

Colocar carteles publicitarios fuera de los lugares establecidos y realizar necesidades fisiológicas en la vía pública, han sido otras dels sanciones más comunes.

Los expedientes sancionadores se inician previa denuncia de agentes de la Policía Local, Guardia Civil o del Servicio de Vigilancia Ambiental municipal.

Comentarios

Publicidad Barramedia – Circunnavegación
Compartir