Responsables de la Delegación Municipal de Infraestructuras, con su delegado, Rafael Louzao a la cabeza, han mantenido hoy una reunión con representantes de la empresa Aqualia y de la empresa municipal de limpieza Emulisan para poner en marcha el protocolo municipal ante la posibilidad de que se produzcan fuertes lluvias y viento en la localidad, una vez que desde las 19.00 horas hasta las 04.00 horas de la próxima madrugada está decretada la alerta amarilla.

El Ayuntamiento pone en marcha dicho protocolo para evitar incidencias en caso de fuertes trombas de agua y poder actuar en los lugares de la localidad más sensibles, como la zona baja de la ciudad.

Comentarios

Airecom Nuevo Banner
Compartir