El pasado miércoles 7 de febrero la Policía Nacional desarticulaba en distintas zonas de Sanlúcar a una banda acusada de secuestrar, torturar e herir gravemente a dos personas. Un presunto robo de cocaína y hachís, mercancía valorada en unos 40.000 euros, fue la causa de un ajuste de cuentas que acabó en crueles torturas a las víctimas que han relatado todos los detalles a fuentes policiales responsables de la investigación, la Unidad de Delitos Especializados y Violentos (UDEV) de la Comisaría Provincial de Cádiz junto con la Policía Judicial de Sanlúcar.

Los cuatro hombres enviados a prisión han sido acusados de formar parte de una violenta banda que tras un supuesto robo de droga torturaron y llegaron a retener a un hombre tras sospechar que sabía dónde estaba la cocaína y el polen de hachís que les había desaparecido. Por otra parte, una ciudadana búlgara, expareja del supuesto cabecilla de la red, Nasser F.P., denunció haber sido víctima de sus agresiones tras ingresar en el hospital de la localidad con una herida de bala en el brazo. La Policía no tardó en relacionar ambos sucesos.

Barramedia Pro Bodas contenido

Los hechos se remontan al pasado 20 de diciembre. El denunciante de una brutal paliza y secuestro declaró que fue a visitar a su novia, una ciudadana búlgara. Una vez allí tras entrar en el domicilio, vio que estaba acompañada de dos hombres, la ya citada expareja de ésta, Nasser F.P. y otro individuo apodado ‘El Moy’, que muy alterados buscaban algo con premura y le invitaron a que les acompañara fuera de la casa para hablar. Ya en el exterior le ordenaron que subiera a un coche y que les llevara al lugar donde se encontraba el hermano de su novia. Tras ver que el susodicho no se encontraba en el hostal en el que se hospedaba ni en un bar que solía frecuentar, comenzaron una serie de vejaciones que tuvieron lugar en el chalet del cabecilla de la organización, fue arrojado a una piscina desnudo y después atado a una silla. Más tarde sería metido en el maletero de un coche con un plástico colocado en la cabeza. Tras ello, en un garaje le propinaron una paliza y le amenazaron con cortarle un dedo, para más tarde, ser llevado a una zona de campo y amenazado con ser arrojado a un pozo. Finalmente lo dejaron malherido en su domicilio.

El 25 de diciembre la banda repetiría la visita a la casa de la ciudadana búlgara, a las seis de la mañana del día de Navidad insisten en la búsqueda de un dinero que seguía sin aparecer y la nueva discusión termina con ella herida en el brazo por un disparo. Posiblemente el temor de la banda a posibles represalias fue lo que ocasionó tanta crueldad en el procedimiento de sus pesquisas.

Todo esto desembocó en la ‘Operación Sáhara’, iniciada con un registro en el chalet de Nasser F. P., español de origen saharaui considerado responsable de haber ideado el plan y ser el instigador de lo ocurrido. A su lado, ‘El Moy’, 50 años, la ‘mano derecha’ de Nasser. A ambos les constan antecedentes. Los otros detenidos han sido Abel J. S. G., de 30 años, y dueño del pub cafetería Luxury de Sanlúcar, que podría haberle servido de tapadera para blanquear dinero, y Manuel B. L., 34 años, al que le constan 33 reseñas en su historial delictivo por diferentes asuntos. Delito contra la salud pública y tenencia ilícita de armas son algunos de los cargos por los que han sido imputados los detenidos.

 

 

Comentarios

Compartir